domingo, 12 de enero de 2020

jueves, 9 de enero de 2020



Ishibashi Hideno

Cerezo, Sakura, Flores, Japón, Color De Rosa, K

El 19 de febrero de 1909 nacía en Nara (Japón) Yabu Hideno.
Empezó a escribir haiku siendo una niña, con doce o trece años, imitando a su hermana mayor. Pronto se trasladó a Tokio para matricularse en la prestigiosa escuela Bunka Gakuin, y allí aprendió haiku de la mano de Takahama Kyoshi y tanka con Yosano Akiko. Cuando se graduó, y al no existir el curso de haiku como tal en la universidad, convenció a Kyoshi para que valorara sus haikus en su tiempo libre.

kanbai ya tsubomi fureau hono akari

los brotes de ciruela en flor de invierno
tocándose entre sí
                                                       en el crepúsculo

Se casó en 1929 con Yamamoto Kenkichi, crítico de haiku, y sus primeros nueve años de matrimonio fueron tan tempestuosos que no escribió ni un solo poema.
Fue en 1938 cuando se decide a asistir a las reuniones de haiku que organizaba Yokomitsu Richii, y se reaviva su interés por volver a escribir. Unos años más tarde, en 1945, da a luz a una niña y se traslada con su marido a la ciudad de Matsu, en la costa del Mar de Japón.
Fue allí donde la tuberculosis, que había contraído algún tiempo antes, comenzó lentamente a mostrar sus primeros síntomas.

natsu no tsuki hai kuetsutsu mo nemuru naru

la luna de verano...
mis pulmones siguen
desmoronándose mientras duermo


Un año más tarde su marido consigue un trabajo como reportero en un periódico en Kyoto y la familia se traslada de nuevo.
Su tuberculosis empeoró y no había ningún medicamento eficaz para tratarla, debido principalmente a las penurias de la posguerra.


akagari ya ii hori nakeba saru no kao

manos agrietadas
y no hay arroz...
Lloro con la cara de un mono


En 1947 no puede superar su enfermedad y muere el 26 de septiembre, a la edad de 38 años. Su hija apenas tenía 2 años.

hadakago wo hitori eshi nomi reihai su

un bebé desnudo
es todo lo que tengo
y rezo

Sakura koku”(El cerezo florece profundamente) publicado en 1949 por su marido es el único libro escrito por Ishibashi Hideno. El contenido fue seleccionado originalmente por Hideno y fue editado por su marido después de su muerte. El libro incluye doce ensayos y unos 260 haikus. "Realmente siento", dijo Yamamoto, "que los haikus comenzaron con Bashō y terminaron con Hideno ".
Sakura koku” fue el primer libro en recibir el Premio Kawabata Bōsha, que se convirtió en uno de los más altos honores del haiku.


tōrō no chi wo haeba chi ni ikarikeri

la mantis
que se arrastra por la tierra
gruñe en la tierra



ya dono kao mo mono iwade yuku

cigarras al anochecer...
cada cara pasa
sin decir una palabra



hebi no o ya yamasaka mono no koe hisome

cola de serpiente...
todas las cosas en la ladera
callan la voz



hoshi sumeba kan’ya no kion sude ni naku

claro cielo estrellado
en una noche helada, después de los aviones
el rugido se ha desvanecido



aki atsushi seishō sude ni naki bō ni

El sol caliente del otoño...
en ningún lugar de su gorra militar
titilan las estrellas

Después del fin de la guerra, algunos ex soldados japoneses usaban gorras del ejército después de quitarse las estrellas que mostraban su rango.


kōmō ni harou utateki haru no ame

a un pelirrojo
"¡Hola!"- ¡qué deprimente es
esta lluvia primaveral!

Los niños japoneses hambrientos, cuando veían a los soldados del Ejército de Ocupación en la calle, los llamaban en inglés, esperando recibir un poco de chocolate o chicle.


koke saku ya hotoke usururu ishi no omo

musgos en flor...
el Buda desapareciendo
de la superficie de la piedra




wakuraba no uzu ni nori yuku hayasa kana

esa hoja enferma
caída en un remolino...
¡qué rápido se aleja flotando!



yuku aki ya fukumite mizu no yawarakaki

saliendo del otoño...
el agua se siente
más suave en la boca



ochiba shite katai ni yowai nakarikeri

las hojas han caído...
un mendigo
sin edad



kaze saete uo no hara saku onna no te

en el viento helado
las manos de una mujer
partiendo el vientre de un pez


shungyō no waga haku mono no hikari sumu

en los albores de la primavera
algo que he escupido fuera
brilla con serenidad


gaganbo ni netsu no te wo nobe rachi mo nashi

a un papá de piernas largas
mi mano febril
se extiende sin ningún motivo


ōyūyake okan ni narasu ha nijūmai

glorioso atardecer...
sintiendo un escalofrío,
mis dientes, veinte en total, tintinean


hi no yōna tsuki no de hanabi uchi owaru

la luna ardiente se eleva,
el espectáculo de fuegos artificiales
ha llegado a su fin



semi shigure ko wa tansōsha ni oitsukezu

las estridentes cigarras suenan como lluvia-
mi hija no llega
a la silla de ruedas


Escrito el 21 de julio de 1947, cuando fue ingresada por última vez en el sanatorio. Este fue el último haiku de Hideno, ya que sus médicos le prohibieron escribir.


  • Los haikus originales han sido traducidos al inglés por el profesor Makoto Ueda.


Leticia Sicilia, 2020 ©







viernes, 27 de diciembre de 2019

miércoles, 18 de diciembre de 2019

miércoles, 11 de diciembre de 2019

viernes, 6 de diciembre de 2019

domingo, 1 de diciembre de 2019

Hosomi Ayako y Sawaki Kin'ichi, el haiku moderno en Japón.




Ginkgo, Árbol De Ginkgo, Rama, Hojas De Ginkgo, Planta

Hosomi Ayako
Su nombre real era Sawaki Ayako  y nació en Aogaki, en la ciudad de Higashi Ashida en la prefectura de Hyogo el 31 de marzo de 1907. Su familia tenía una larga tradición e historia en su pueblo, su padre era el alcalde y murió cuando Ayako tenía sólo 13 años.
Cursó estudios en la universidad y logró trabajo como bibliotecaria universitaria, empleo en el que continuó después de casarse con un doctor a los 20 años, pero él murió repentinamente de tuberculosis y ella regresó con su madre, que también falleció ese mismo año.
Estas desgracias enfermaron a Ayako y tuvo que ser hospitalizada. Fue durante su estancia en el hospital cuando conoció el haiku y comenzó su carrera como poeta.
Aunque publicó haikus desde antes de la Segunda Guerra Mundial, su obra se volvió mucho más personal a partir de su maternidad en 1951, cuando contaba 44 años. Unos años antes se había casado con  Sawaki Kin’ichi, reconocido poeta y uno de los más influyentes de la segunda mitad del siglo XX.
En 1952 publica su colección Fuyubara (Rosas de Invierno) y en 1956 Kiji (Faisán). Cuando en 1978 ve la luz Mandara (Mandala), Ayako ya se había convertido en una de las haijines más importantes del haiku contemporáneo.

garagarato asari o arau haru no oto

El tintineo de las almejas
mientras las lavo,
un sonido de primavera


na o niru mo tnoshikarazu ya yuki no hi wa

Hervir verduras es una diversión
en un día de nieve
como hoy

Fue una observadora muy cercana a la Naturaleza y meticulosa en la elección de las palabras para describirla.

haru no yuki aoba o yudeteitaru ma mo

Nieve de primavera
mientras estoy hirviendo
verduras verdes

                                          
tôdai no takasa o tonde akitsubame

Volando a lo alto
de un faro
golondrina de otoño


mon wo dete gojuppo tsuki ni  chikazukeri

Salgo por la puerta
y me acerco cincuenta pasos
a la luna.


shiro chōchō tobisari nanika ushinai shi

La mariposa blanca
se fue volando
algo se pierde ...



dedemushi ga kuwa de fukaruru aki no kaze

Un caracol
llevado por la morera:
viento otoñal


fudangi de fudan no kokoro momo no hana

En cada ropa
en cada pensamiento
flores de durazno


kitayama no yoru no nagasa o sugi sodatsu

Montañas del norte,
los cedros crecen
en la larga noche

 tsubame tsubame doro ga suki naru tsubame kana

Golondrinas, oh, golondrinas,
cuánto te gusta el barro
golondrina.

oku mino no nakanaka kienu haru no niji

Cuando no es fácil
ponerse un impermeable
arco iris en primavera

Murió el 06 de Septiembre de 1997.

mochi no kabi kezuriori taisetsu na jikan

Rascando el molde
de los pasteles de arroz.
Este momento importante.


nowaki ato hitori aruki ni hi amaneshi

Después del tifón
camino sola,
el amanecer por todas partes

Kin’Ichi Sawaki nació el 6 de octubre de 1919 en Toyama. Fue uno del principales haijines japoneses de la segunda mitad del siglo XX y marido de Ayako Hosomi. Presidente de la Asociación de Poetas de Haiku desde 1987 a 1993.

tombou o hane goto nomeri tsubame no ko

Un polluelo de golondrina
devora a una libélula
con sus alas.


Era muy cercano a Kōhei Harako (1919-2004) y Kaneko Tōta (1919-2018), así como a otros poetas que promovían el haiku shakaisei ('haiku socialista'), un movimiento que nació cerca del final de la Segunda Guerra Mundial según el cual el haiku tenía que expresar los cambios socioculturales que se estaban produciendo en ese momento. Editor de Kanrai y fundador de la revista Kaze (Viento) en 1946.


tō futatsu keitō karete tatsu gotoshi

como cresta de gallo*
que se marchita y queda quieta:
dos torres

* La cresta de gallo (celosia o peine plateado) es una planta herbácea que florece durante el período estival.


gunyô no ittô to shite hatsuhi uku

Como uno de un rebaño de ovejas
recibo el primer sol
del año.



tsuchi atsuku yakeishi kioku haisenbi

El recuerdo
del suelo abrasadoramente caliente.
Día de la rendición.


hyôjyô ni fûfu no ryonô ikko oku

En el hielo
una bolsa de viaje
de un marido y una mujer.


Su última colección de haiku fue Ayako no te (La mano de Ayako). Hakucho (Cisne blanco) ganó el Premio Iida Dakotsu de 1996, y su libro de ensayos, Showa haiku no seishun recibió el Premio de la Crítica de la Asociación de Poetas Haiku en el mismo año.
Falleció el 5 de noviembre de 2001 en Tokio.



Leticia Sicilia 2019©







domingo, 17 de noviembre de 2019

martes, 5 de noviembre de 2019

miércoles, 30 de octubre de 2019

miércoles, 16 de octubre de 2019

sábado, 28 de septiembre de 2019

martes, 24 de septiembre de 2019

martes, 17 de septiembre de 2019


El silencio
del pájaro posado, 
anochecer.


Fotografía: Lena Van Winkle © 

miércoles, 11 de septiembre de 2019

lunes, 26 de agosto de 2019

lunes, 12 de agosto de 2019



           "Brotes de haiku" celebra su noveno cumpleaños. Gracias por hacerlo posible.