domingo, 1 de diciembre de 2019

Hosomi Ayako y Sawaki Kin'ichi, el haiku moderno en Japón.




Ginkgo, Árbol De Ginkgo, Rama, Hojas De Ginkgo, Planta

Hosomi Ayako
Su nombre real era Sawaki Ayako  y nació en Aogaki, en la ciudad de Higashi Ashida en la prefectura de Hyogo el 31 de marzo de 1907. Su familia tenía una larga tradición e historia en su pueblo, su padre era el alcalde y murió cuando Ayako tenía sólo 13 años.
Cursó estudios en la universidad y logró trabajo como bibliotecaria universitaria, empleo en el que continuó después de casarse con un doctor a los 20 años, pero él murió repentinamente de tuberculosis y ella regresó con su madre, que también falleció ese mismo año.
Estas desgracias enfermaron a Ayako y tuvo que ser hospitalizada. Fue durante su estancia en el hospital cuando conoció el haiku y comenzó su carrera como poeta.
Aunque publicó haikus desde antes de la Segunda Guerra Mundial, su obra se volvió mucho más personal a partir de su maternidad en 1951, cuando contaba 44 años. Unos años antes se había casado con  Sawaki Kin’ichi, reconocido poeta y uno de los más influyentes de la segunda mitad del siglo XX.
En 1952 publica su colección Fuyubara (Rosas de Invierno) y en 1956 Kiji (Faisán). Cuando en 1978 ve la luz Mandara (Mandala), Ayako ya se había convertido en una de las haijines más importantes del haiku contemporáneo.

garagarato asari o arau haru no oto

El tintineo de las almejas
mientras las lavo,
un sonido de primavera


na o niru mo tnoshikarazu ya yuki no hi wa

Hervir verduras es una diversión
en un día de nieve
como hoy

Fue una observadora muy cercana a la Naturaleza y meticulosa en la elección de las palabras para describirla.

haru no yuki aoba o yudeteitaru ma mo

Nieve de primavera
mientras estoy hirviendo
verduras verdes

                                          
tôdai no takasa o tonde akitsubame

Volando a lo alto
de un faro
golondrina de otoño


mon wo dete gojuppo tsuki ni  chikazukeri

Salgo por la puerta
y me acerco cincuenta pasos
a la luna.


shiro chōchō tobisari nanika ushinai shi

La mariposa blanca
se fue volando
algo se pierde ...



dedemushi ga kuwa de fukaruru aki no kaze

Un caracol
llevado por la morera:
viento otoñal


fudangi de fudan no kokoro momo no hana

En cada ropa
en cada pensamiento
flores de durazno


kitayama no yoru no nagasa o sugi sodatsu

Montañas del norte,
los cedros crecen
en la larga noche

 tsubame tsubame doro ga suki naru tsubame kana

Golondrinas, oh, golondrinas,
cuánto te gusta el barro
golondrina.

oku mino no nakanaka kienu haru no niji

Cuando no es fácil
ponerse un impermeable
arco iris en primavera

Murió el 06 de Septiembre de 1997.

mochi no kabi kezuriori taisetsu na jikan

Rascando el molde
de los pasteles de arroz.
Este momento importante.


nowaki ato hitori aruki ni hi amaneshi

Después del tifón
camino sola,
el amanecer por todas partes

Kin’Ichi Sawaki nació el 6 de octubre de 1919 en Toyama. Fue uno del principales haijines japoneses de la segunda mitad del siglo XX y marido de Ayako Hosomi. Presidente de la Asociación de Poetas de Haiku desde 1987 a 1993.

tombou o hane goto nomeri tsubame no ko

Un polluelo de golondrina
devora a una libélula
con sus alas.


Era muy cercano a Kōhei Harako (1919-2004) y Kaneko Tōta (1919-2018), así como a otros poetas que promovían el haiku shakaisei ('haiku socialista'), un movimiento que nació cerca del final de la Segunda Guerra Mundial según el cual el haiku tenía que expresar los cambios socioculturales que se estaban produciendo en ese momento. Editor de Kanrai y fundador de la revista Kaze (Viento) en 1946.


tō futatsu keitō karete tatsu gotoshi

como cresta de gallo*
que se marchita y queda quieta:
dos torres

* La cresta de gallo (celosia o peine plateado) es una planta herbácea que florece durante el período estival.


gunyô no ittô to shite hatsuhi uku

Como uno de un rebaño de ovejas
recibo el primer sol
del año.



tsuchi atsuku yakeishi kioku haisenbi

El recuerdo
del suelo abrasadoramente caliente.
Día de la rendición.


hyôjyô ni fûfu no ryonô ikko oku

En el hielo
una bolsa de viaje
de un marido y una mujer.


Su última colección de haiku fue Ayako no te (La mano de Ayako). Hakucho (Cisne blanco) ganó el Premio Iida Dakotsu de 1996, y su libro de ensayos, Showa haiku no seishun recibió el Premio de la Crítica de la Asociación de Poetas Haiku en el mismo año.
Falleció el 5 de noviembre de 2001 en Tokio.



Leticia Sicilia 2019©







4 comentarios:

  1. Interesante historia.
    Brotes muy bellos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Cuando no es fácil
    ponerse un impermeable
    arco iris en primavera

    Qué ternura, qué sencillez. Preciosidad de haiku madre mía.


    Después del tifón
    camino sola,
    el amanecer por todas partes

    Cuántas cosas sugeridas y tan pocas dichas. Me recuerda a los haikus que me leyeron en Matsushima tras el tsunami de 2011. Aún recuerdo el sobrecogimiento. Y la belleza...

    Muchas gracias Leti por compartir.

    Besos


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por detener tu paso aquí y compartir tus impresiones compañero. Precisamente, cuando estaba recopilando los haikus de esta pareja,me fascinó la capacidad tan grande que tenia Ayako de elegir las palabras adecuadas, sencillas y precisas para transmitir tanto.

      Besos.

      Eliminar