viernes, 11 de febrero de 2011

  

Hace frío...El camino asciende bordeando el barranco. Los castaños extienden hacia el cielo sus ramas deshojadas, en las que gotea la lluvia de anoche, mientras el viento mece las flores recién abiertas de los almendros. Casi hemos llegado.  El musgo reverdece en los troncos centenarios de los pinos y la tierra rojiza, empapada, se hunde bajo nuestros pasos. Seguimos subiendo, el sol de la tarde se filtra entre las ramas húmedas, y por fin alcanzamos la cima de la isla. En silencio, contemplamos la nieve, como si las palabras desvanecieran este momento. Poco a poco avanzamos... nuestros sentidos se adueñan del instante.
                                                            
                                                   Al tibio sol,
                                       por primera vez
                                            la nieve.                               
                                                        

5 comentarios:

  1. Encantador este haibun, Leti.
    Tan encantador como el instante que encierra el haiku en que la nieve domina el encuentro, lo hace suyo, lo desborda.

    Gracias por este momento hermoso.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué momento,¿verdad?!
    Precioso
    bss

    ResponderEliminar
  3. Queridos amigos, gracias por acompañarme en este momento tan lindo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Mercé. Me alegra que te haya llegado este instante. Bienvenida a este espacio donde compartir vivencias.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar