viernes, 3 de septiembre de 2010

Ni un sonido,
tras los visillos quietos
la luz del alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada